Vn. San Pedro 3.621, Esquí en la Cara Oeste....08-10-2018


Una vez junto a Diego Soza centrábamos nuestro ojos en esta montaña, con la intención de realizar una travesía a través del Vn. San Pedro y Vn. San Pablo en esquí, pero nos llevaríamos la no muy grata sorpresa de que encontramos menos nieve de la que pensamos y no de la mejor calidad, por lo cual alcanzamos el filo y decidimos dar vuelta atrás, lo que tampoco fue malo, ya que nos vimos obligados a esquiar desde los 3000 mts. hasta los 1500 mts. con todo nuestro equipo a las espaldas y por algunas tramos que pidieron nuestra máxima concentración.


Este sector al cual accedes en el día ofrece muchas laderas esquiables como el Vn. San Pedro y el Cerro Yeguas.

Recomendación para intentar este proyecto:

- ingresar por la ruta del puente de piedra (ver entrada del blog de octubre del 2017).
- algo que teníamos claro que tiene que ser con muuuuucha mas nieve en pleno invierno
- la salida de la travesía es por puente de plata.

La ruta de acceso por el Maggi a la laguna azul la puede encontrar en la aplicación SUDA

Agradecimientos: a mi papa (Juan Carlos) que nos fue a dejar y lo mejor de todo tuvo la disposicion de ir a buscarnos, gracias a que teniamos señal Wom en el sector =).





















"3er Encuentro Binacional Paso Pehuenche" 20 y 21 de Octubre"


Estimad@s, por motivos climáticos y la Ruta aun no esta despejada se cambia Encuentro para el día 20 y 21 de Octubre. Pedimos comprensión a los asistentes pues son temas que se nos encapan de nuestras posibilidades.



"3er Encuentro Binacional Paso Pehuenche" 29 y 30 de Septiembre


1. OBJETIVO DEL ENCUENTRO 

El “3 Encuentro Binacional Paso Pehuenche”, que tiene como objetivo generar un espacio donde los amantes de la montaña y la vida al aire libre compartan su pasión, por la montaña, el deporte, sus experiencias y conocimientos, construyendo de este modo una fraternidad que fortalece la cultura al aire libre de manera segura, responsable y en armonía con el medio ambiente.

2. INSCRIPCIONES 

La actividad es de carácter GRATUITO y está dirigido a montañistas, esquiadores, snowboard, splitboard y Telemark. Se excluyen de la actividad las motos de nieve (polígono). Para este año el Encuentro contará con la participación de 200 personas, es fundamental realizar la inscripción para reservar el cupo.

Cierre de inscripciones martes 25 de septiembre 12:00 hrs.

Quienes no se hayan registrado NO podrán participar del Encuentro.

FICHA TECNICA PINCHAR AQUI:

DECLARACION EXENCION RESPONSABILIDAD PINCHAR AQUI

Campos de Hielo Sur , Mi primer Viaje 2016


Campos de Hielo Sur , Mi primer Viaje
Noviembre. 2016

Básicamente esta historia se empieza a construir en un imaginario de ideas, sueños, ideales de un joven adolescente quien con  un poco de suerte, quizás por el año 2006, cuando tímidamente recuerdo enviar mi primer correo a Pablo Besser, de seguro ese correo o mensaje se perdió en la red.

Pero la vida continua y una seguidillas de hechos dentro de los cuales de seguro esta metido Rodrigo Fica y su libro, Bajo la marca de la Ira, libro que relata el desafío por ser los primeros hombres en cruzar longitudinalmente el Campo de Hielo Sur,  me llevo nuevamente a preguntar por Transpatagonica y sus personajes y de tanta insistencia o pregunta Pablo Besser se acordó de mi, 10 Años Después... 10 Años  después phoo. Esos 10 años no fueron en vano, de seguro durante esos 10 años junte experiencia suficiente para lo que se venia oculto en una simple invitación.


Campos de Hielo 2016, historias de hielo y  Packraft

20 años después
*FOTOS DE PABLO BESSER Y MAXIMILIANO VILLAR



Junto a la invitación de Pablo Besser experimentado montañista y explorador Chileno, (Primer cruce longitudinal de norte a sur del Campos de Hielo Patagónico Sur) iniciamos un viaje de exploración, este viaje buscaba celebrar los 20 años desde que Pablo logro el cruce de campos de Hielo Sur, la idea era lograr una travesía multideportiva  por terreno de montaña que incluía el uso de esquís  arrastrar trineos, y un incierto regreso en packraft por los lagos de la Patagonia, Lago OHIGGINS, lago Gaea y Lago Chico, este itinerario resulto ser el final, luego de que el español Jose Mijares no pudiera llegar a reunirse con nosotros, la idea inicial sigue en veremos quizás para cuando,

Iniciamos nuestro viaje desde Coyhaique con una parada en puerto guadal en la casa de pascual Dias, (Borde sur del Lago general Carrera) momento para ordenar la logística y continuar rumbo a Villa Ohiggins en donde una barcaza  local nos llevaría al final del lago OHiggins y a un costado del homónimo glaciar que baja directamente desde el campos de Hielo Patagonico Sur, nuestra idea era simple, buscar una ruta que nos dejara en la meseta  del CHS e intentar conectar un refugio científico instalado hace unos años atrás con ayuda de un helicóptero sobre un nunatak con una increíble vista del Lago O’Higgins, la meseta del campos de hielo sur y el Volcán Lautaro, luego de 4 días de buscar y portear equipo logramos nuestro objetivo. Como suele ser el clima en la Patagonia tuvimos que esperar una ventana que nos permitiera continuar nuestro siguiente objetivo, el Esquivo volcán Lautaro de 3623 msnm,  distante a unos 20 km del refugio rumbo Sur.



Iniciando nuestro viaje desde Balmaceda


Avanzando firme en el Hielo camino a la meseta


Abajo el Glaciar Ohiggins desembocando en el lago homónimo




Refugio científico, y volcán Lautaro

Refugio científicos, volcán Lautaro y la meseta del CHPS


Iniciando el Atradecer

Luego de esperar un par de días el pronóstico marcaba  estabilidad y buen tiempo, la ventana permitió movernos al nunatak del corredor Hiken, a los pies del volcán Lautaro, con asombro nos percatamos que en menos de 5 horas logramos hacer el recorrido de los casi 20 km, cargando nuestros trineos, la decisión fue montarnos en la base del  volcán Lautaro en la planicie que conecta al nunatak con el volcán Lautaro y que ofrece una vista increíble del cordón del Chalten en donde están los emblemáticos Fitz Roy,  Cerro Torre y otros tantos que hacen alucinar ., pero antes de dormir teníamos que dejar montado el muro de nieve que nos protegería de los fuertes vientos de la zona, Vientos que no llegaron ese día y que nos permitieron disfrutar de un clima calmo a ratos cálido.









Iniciamos el ascenso  saliendo de nuestra carpa con los esquíes puestos y encordados con la precaución de no caer a alguna de las tantas grietas en los puentes de nieve de la zona, cuando la pendiente fue lo suficientemente incómoda para seguir con los esquíes nos calzamos los crampones, dejamos los esquíes señalizando la ruta de bajada y continuamos nuestro largo intento, que finalizo en la cumbre sur del volcán Lautaro la cumbre oficial estaba distante a unos 500 metros, pero nos exigía  continuar al menos unas 2 horas y descender un par de metros a un portezuelo para luego alcanzar la cumbre, luego del esfuerzo  y de un merecido descanso tomamos la decisión de regresar  sin la cumbre, el viento estaba dándonos duro desde hacía un par de horas,  las oscuras nubes que venían del océano pacifico eran un claro indicador de que el clima cambiaría rápidamente, no dudamos mucho y empezamos el regreso no podíamos arriesgar a bajar con escasa visibilidad y cansados mas que mal logramos un desnivel de +2.000 metros que sentimos en nuestros cuerpos.


Amaneciendo Camino al intento del volcan Lautaro





Cuando logramos llegar a los esquíes descendimos con ellos progresivamente disfrutando de las laderas y la nieve, cada cual a su modo pero siempre encordados..  Es increíble las vistas que se logran desde esta zona siempre vigilada por increíbles montañas y mares glaciares.


Al día siguiente desarmamos guardamos el equipo y regresamos al refugio  con escasa visibilidad navegando con los instrumentos GPS Y BRUJULA, turnando la punta, en el refugio estuvimos  un par de días aguantando el mal tiempo la idea era bajar  por la misma ruta y apenas pudiéramos aprovechar la siguiente ventana que nos permitiera navegar en nuestros pacraft.
La bajada no estuvo libre de anécdotas, cuando ya nos dirijamos a cruzar una parte del glaciar pirámide, Pablo encontró terreno movedizo lo cual le significo hundirse en un espeso barro hasta la cintura.

Camino al volcán Lautaro,

Regresando  y navegando con instrumentos 







La idea era simple, teníamos que cruzar con todo nuestro equipo el glaciar del cerro pirámide, una montaña que forma parte del cordón GAEA,  un glaciar que resulto estar muy accidentado, este glaciar era nuestra llave para conectar a una laguna glaciar que luego de remarla en nuestro packraft nos conectaba con otro refugio existente a un costado del glaciar Chico, glaciar que tiene otra laguna glaciar que conecta con el lago O’Higgins, algunos se preguntaran por que no remamos directamente desde el lago O’Higgins para iniciar nuestro retorno, la respuesta se resume en dos razones queríamos seguir explorando y navegar zonas nuevas y bueno quizás la más importante queríamos estar protegidos del viento y estas lagunas se encontraban protegidas por enormes montañas que algo disminuían la fuerza del constante y famoso viento patagónico.

Una vez salimos del accidentado glaciar buscamos rápidamente donde establecer un campamento, debo reconocer que para mi no fue fácil cruzar el glaciar con todo el equipo a cuestas, Pablo fue mas precavido y se anticipo a dejar las tablas en el refugio y solamente limitarse a cargar las fijaciones, esta fue una gran jugada ya que en mi caso las tablas de esquí actuaban como veletas y bueno el viento hacia y desasía conmigo,desequilibrando cuando menos lo quería en las delicadas pasadas del glaciar, en un momento tenia afuera el equipo listo para abandonarlo en el glaciar.



Pablo Iniciando el paso del Glaciar Piramide

Arriba del Glaciar Pirámide, de fondo el lago Ohiggins,
cada cual cargando el equipo a su estilo.


Por fin Salimos del Glaciar del Pirámide, caminos al lago GAEA


Camino a la Laguna GAEA, después de finalizar el Glaciar del Piramide
     

Nuestra idea  de campamento era tener agua a mano y una vista del siguiente desafío, resulto que ese día en la tarde y noche llovió sin parar al estilo patagónico, lluvia a baldes acompañada de viento y más lluvia, así las cosas tomamos un par de fotos , a comer y dormir, al día siguiente me levanto a orinar y sorpresa, nuestro increíble y hermoso lago hasta ese entonces  la  única llave para  cruzar ese protegido valle, había desaparecido, con la copiosa lluvia y viento no sentimos ningún ruido que nos diera señales de que el lago se estaba drenando, a este fenómeno se le conoce como Glof y en la Patagonia es más normal de lo que se cree, así las cosas no quedaban mas opciones que retroceder o seguir, como buenos aventureros seguimos nuestro rumbo sin antes maldecir por tener que cargar todo el equipo a nuestra espalda, avanzamos hasta donde era posible, algunos tramos nos llevaron a unas pequeñas pero expuestas pasadas de roca con mochilas pesadas, roca que hace un par de horas estaba cubierta de agua, avanzando llegamos a una gran planicie en donde  una pequeña parte del agua se había estancado y nos permitió  usar nuestros packraft la verdad fueron 15 minutos de navegación pero en armar, cargar vestirnos y continuar la maniobra duro 1 hora.
Todo fue diferente durante esos 15 minutos, lo suficiente para dibujarnos una sonrisa en la cara y continuar caminando por el resto del día hasta el siguiente refugio al borde del glaciar Chico, recuerdo que fue un largo día en la Patagonia.



Bajando a nuestro Campamento, en la Laguna GAEA



Descansando un poco

Descansando un poco.


Laguna GAEA, antes del Glof, vista desde nuestro  campamento

Vista desde nuestro campamento después del Glof


Pablo intentado entender por que tenia que drenarse la Laguna.


Nuestro 15 minutos de fama con los packraft en lo que
quedo de la  Laguna GAEA.


Lo que quedo de laguna GAEA , atras el glaciar pirámide


Avanzando en lo que unas horas atrás era un hermoso Lago Glaciar
Terminando aquel largo día.


Nuevamente estuvimos  3 días encerrados por mal tiempo en el nuevo refugio, aguantamos hablando y comiendo, siempre expectantes de si saldríamos eyectados por los fuertes vientos, que golpeaban al refugio, sabíamos que un refugio de iguales dimensiones y características había sido arrancado desde sus bases por los vientos de la zona, la verdad se movía  y vibraba bastante pero a nuestra fortuna aguanto.  
El refugio que aguanto el insistente viento.

Continuamos nuestro viaje con la esperanza de encontrar rápidamente la entrada al lago chico, esta búsqueda nos significo buscar un par de pasadas fáciles por los esteros así que nuevamente a mojarse las patitas, siempre acompañado de  las impresionantees paredes de roca y hielo, una vez encontramos la entrada al lago armamos nuestros packraft acomodamos la carga (esquis, mochilas y otros) y nos fuimos remando cómodamente entre  los trozos de hielos y seracs, a ratos nos bloqueaban el paso pero ya que importaba, todo era alegría al estar remando, ya no tendríamos más peso en la espalda y el paisaje era increíble, ese día  lo remamos completo, hasta llegar al final del lago chico punto donde se une con el lago O’Higgins, lugar de la estancia llamada , La Carmela, en el lugar encontramos a un solo  hombre de pocas palabras acompañado de sus animales y perros don Mansilla, uno de los pocos colonos y personas que se encuentran haciendo soberanía en esta remota zona. En total remamos 12 km ese día y disfrutamos de la calma del lugar, sin viento.


Por fin a remar el Lago chico, no mas Mochila al hombro


Alistándonos para iniciar el lago chico en compañía de los Hielos


Pablo remando el lago Chico


Con mucha seriedad, Remando el Lago chico




Remando en el Lago chico

Campamento a un constado de la Carmela. donde confluye el lago chico con el Ohiggins


Botes listos para continuar por el Lago Ohiggins dejando atras la Carmela


Navegando el Lago Ohiggins, y sus tempanos

Los días siguientes remamos el lago O’Higgins siempre apegado a la costa, cuando el viento soplaba fuerte era importante tomar un descanso.  Cuando nos acercábamos a la zona de la isla, en donde por un lado está el brazo del rio Pascua y por enfrente la Bahia Pescado,  uno de los punto más ventosos y con olas que tiene el lago O’Higgins nos fue imposible continuar, decidimos después de un par de intentos,  empacar y hacer el tramo por tierra bordeando el lago y buscando una posición en donde el viento nos dejara continuar, nos vimos obligados a navegar por tierra a ciegas hasta encontrar un sendero de animal y recorrer 5 km caminando, una vez logramos encontrar una zona que nos permitió seguir remando inflamos los packraft y continuamos por otros 5 km más, hasta llegar a Candelario Mansilla, punto en donde nos encontraríamos con civilización y la embarcación Campitos que nos regresaría a Villa Ohiggins.



Una vez en villa O’Higgins nos sobrealimentamos descansamos y como nos quedaban un par de días para hacer coincidir el transporte y el vuelo de regreso, tomamos unas bicicletas y salimos a recorrer la zona en compañía de los packraft la idea era simple, tratar de remar un rió que desaguara en el lago O’Higgins, así las cosas pedaleamos unos km y nos lanzamos rió abajo con nuestras bicicletas empacadas en el bote, el resultado fue una actividad de medio día que nos mostró lo hermoso de los ríos  y lagunas patagónicas, flora y fauna  por todos lados.




Un poco de la Tecnologia que usamos en el viaje.



Las fijaciones de Pablo.



Este viaje y reporte fue gracias al apoyo de mi familia y Polola, amigos, la invitación de Pablo, Y los auspiciadores que apoyaron, #andesgear @andesgear #Outdoor Research Chile. #BioNativa.

Muchas Gracias nuevamente por el Apoyo.